Skip to content

The Yesterday Machine (1963)

19/12/2013

yesterday
001
Era inevitable que los nazis acabaran apareciendo por este lugar. Y es que hay que recordar que la realidad supera la ficción, y que poco antes de finalizar la II Guerra Mundial muchos científicos alemanes pidieron asilo político en Estados Unidos y Rúsia, y fue gracias a ellos que se alcanzaron importantes avances tecnológicos a mediados del siglo XX.

Una joven pareja (Margie y Howie) se encuentra enmedio de una zona deshabitada con su coche estropeado. Como se está haciendo tarde, deciden dejar las tareas de mantenimiento y buscar refugio. Tras una larga caminata, se encuentran con un par de personas armadas que les intimidan. Ambos huyen, pero Howie es herido de un disparo y Margie desaparece del lugar en circunstancias misteriosas.

La policía inicia una investigación del suceso, pero las pruebas que encuentran les dejan confundidos. La bala extraída a Howie, así como una gorra encontrada en el lugar del suceso, pertenecen a otra época. Concretamente a la Guerra Civil Americana.

Mientras, el periodista Jim Crandall busca a la hermana de Margie, Sandy, para ayudarla a encontrar a su hermana. Ambos se adentran en el lugar de su desaparición y encuentran una casa aparentemente abandonada, pero de repente se dan cuenta de que algo no va bien: el paisaje a su alrededor cambia cada dos por tres y aparecen y desaparecen elementos escenográficos. Y de repente, son transportados a un laboratorio nazi.

yesterday2

Aunque el argumento es bastante interesante y promete, se queda simplemente en eso. El científico nazi (profesor Ernest Von Hauser) del que se habla en la sinopsis de la película no aparece hasta bien pasada la mitad de la misma. Además, su aparición no es muy estelar que digamos. No solo cae en el cliché de científico malo de contar su plan al protagonista, sino que además lo alargan hasta lo insufrible con muchas explicaciones científicas. El único motivo para semejante verborrea es que necesitaban consumir minutos.

Además, la variedad de escenarios no es muy extensa, y los cuatro decorados interiores muestran el poco presupuesto de que disponían. Para más inri, el laboratorio del científico es muy poco creíble en cuanto a aparatos. Si bien se puede justificar conque su dedicación total es a la máquina del tiempo, pero eso tampoco se sostiene dado el ridículo aparato que la controla.

Por si esto fuera poco, la película misma tampoco parece tomarse en serio. La selección de músicas serían más apropiadas para una comedia que para una película de suspense. Ya de por sí el principio, con rock and roll de fondo y con la majorette bailando a su ritmo, es una introducción que choca con el producto que se nos ha vendido. Y a todo ello, hay que sumarle las pobres interpretaciones de los actores, de los que sólo uno era profesional: Tim Holt (haciendo de teniente de la policía), asíduo actor de westerns.

Muchas promesas pero pobremente ejecutadas. Así se podría definir esta cinta que no pasó a la historia ni como una de las peores de la historia. Quizás porque su temática nazi le hace ganar puntos.

Y por cierto, la Svastica de su laboratorio está al revés.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: