Skip to content

Destino espacial: Venus (1960)

09/11/2013

venus
004

Pocas veces tenemos la posibilidad de encontrar una película de ciéncia ficción de serie B hecha al otro lado del telón de acero. Aquí la prueba de que, en el fondo, todo era más parecido de lo que se quería reconocer.

En el futuro año 1985 (sic), unos científicos descubren una bobina en el desierto, que aparentemente tenía alguna conexión con el incidente de Tunguska acaecido unos 80 año antes. La bobina resulta estar hecha de un material desconocido, y tras muchas investigaciones se deduce que se trata de un material artificial que podría haber sido parte de una nave espacial procedente de Venus, y que contiene un mensaje en un extraño idioma.

Rápidamente se inician los intentos de contactar con el planeta vecino para un posible encuentro entra ambas civilizaciones, pero al no recibir respuesta alguna deciden emprender mandar una nave hasta Venus. El equipo para la misión está formato por científicos de diferentes partes y etnias del mundo.

Tras un breve tiempo de viaje, llegan al planeta e intentan contactar con alguna forma de vida, pero los resultados siguen siendo negativos. Mientras planean la estrategia a seguir, logran cifrar el mensaje de la bobina y descubren una terrible verdad: los venusianos pretenden conquistar de la Tierra mediante la inyección de radiación en su atmósfera.

venus2

Hablar de ciencia ficción siempre nos obliga a hablar de los efectos especiales. En ese sentido, la película no hace una muestra de impresionantes efectos especiales, pero los que contiene son muy acertados y bastante buenos para la época en la que se hicieron. El lanzamiento de la nave espacial tripulada es creible en todos los aspectos, así como la extraña ambientación de Venus, una buena forma de crear, a la vez, claustrofobia y espectación ante un ambiente tan maravilloso como hostil.

Se trata de una de las pocas obras cinematográficas que traspasaron el telón de acero y llegaron a tierras americanas de la mano de Roger Corman. Sorprendentemete, esta y las subsiguientes películas que el productor editaría no muestran muchas diferencias respecto a los filmes occidentales del mismo género. Y resulta curioso porque en el bloque soviético tenían estrictamente prohibido el visionado de películas “capitalistas”.

Cabe hacer una pequeña mención a la tripulación de la nave, y es que es la primera vez que en pantalla aparece una tripulación internacional, compuesta por gente de diferentes etnias. Así, encontramos a una alemán, un polaco, un africano, una japonesa un indio y un chino, entre otros, dentro de la nave espacial. Occidente tendría que esperar seis años hasta el estreno de Stark Trek para conocer una tripulación compuesta por individuos de diferentes etnias.

Se trata, pues, de una película aceptable que nos acerca un poco al punto de vista del cine soviético, con unos efectos especiales bastante buenos. De recomendado visionado.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: