Skip to content

Un mundo sin fin (1956)

28/10/2011

A lo largo de los años cincuenta se popularizó el género de la ciéncia ficción. Numerosos estudios crearon un sinfín de películas con motivos espaciales. Algunas de ellas han quedado en el olvido; unas pocas de ellas han tenido la suerte de ser reivindicadas por posteriores directores de renombre. Otras fueron un éxito en su momento y han pasado a la historia como clásicos.

Un grupo de astronautas regresan de un viaje de investigación a Marte, cuando se ven atrapados en un campo que acelera la nave hasta velocidades increíbles, haciéndoles perder el control y el sentido. Cuando vuelven en sí, descubren que la nave ha aterrizado en un misterioso planeta, en el que captan altos niveles de radiación. De repente, son atacados por una espécie de arácnidos gigantes de los que consiguen escapar, para a continuación enzarzarse en lucha contra un grupo de humanoides mutantes de gran fuerza física.

Tras sobrevivir a ambas pesadillas, los astronautas descubren una puerta metálica en una cueva, en la que consiguen entrar por invitación de los de dentro, que resultan ser humanos. Una vez recibidos y acomodados, descubren que se encuentran en la Tierra, pero en un futuro muy lejano a su año de procedencia: concretamente en el 2508. Los humanos han evolucionados en dos ramas distintas desde la guerra nuclear de siglos atrás: los mutantes, que se han ido deformando a lo largo de los siglos a causa de la radiación del planeta y los humanos, que consiguieron esconderse bajo tierra y construír una sociedad civilizada sin violencia.

Pronto los astronautas se convertirán en objeto de interés para los nativos, sin embargo algunos desconfiarán de ellos. Mories, uno de los consejeros de este pueblo, siente celos de los astronautas cuando las mujeres muestran interés hacia ellos, especialmente Elain, la hija del líder, quien Moriescree que debe ser suya. Por ello, elabora una trampa para que sean expulsados de su civilización.

Durante la década de los cincuenta y sesenta, fueron muchas las películas que aprovecharon el terror de la Guerra Fría para lanzar un mensaje de alerta ante la posibilidad de la destrucción total de la humanidad por culpa de las armas nucleares. Y esta es una de ellas. Se nos muestra cómo sería una nueva civilización tras dicha guerra, cuando esta empieza a resurgir lentamente.

Más adelante la idea de viajes temporales y campos magnéticos que los provocan sería sobreexplotada hasta la saciedad, pero esta es una de las primeras, por no decir la primera, en recurrir a ello. Otros films sacarían provecho de esa y varias otras ideas de esta película, como por ejemplo El Planeta de los Simios. Aunque no todo son innovaciones. Mucho del material grabado es reciclado de otras producciones de Allied Artists. Las imagenes del cohete, por ejemplo, están sacadas de Vuelo a Marte, de 1951.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: